Perturbaciones nocturnas en la demencia causas y remedios

Perturbaciones nocturnas en la demencia: causas y remedios

Las personas con demencia y enfermedad de Alzheimer son más propensas a perder la noción del tiempo y a tener un ritmo diurno y nocturno alterado.

Perturbaciones nocturnas en la demencia causas y remedios

Perturbaciones nocturnas en la demencia causas y remedios

Como resultado, las personas con demencia se vuelven nocturnas. Les cuesta dormir, se ponen nerviosos e inquietos, se levantan, se sienten aburridos y solos, buscan algo que hacer e incluso salen de casa.

Sin embargo, la actividad nocturna hace que las personas con demencia estén cansadas durante el día y a menudo se quedan dormidas. Sin embargo, este tiempo «dormido» durante el día ya no es necesario por la noche y, por tanto, se vuelven más activos.

Otra de las muchas causas de la intranquilidad diurna y nocturna es que la persona afectada no es lo suficientemente activa durante el día, se aburre y, por tanto, a veces simplemente se adormece.

¿Qué se puede hacer para la inversión nocturna en personas con demencia?

Es importante que tanto la persona con demencia como los familiares que viven en el entorno del hogar puedan volver a dormir toda la noche. Las causas de la intranquilidad nocturna son muy variadas, y también varían según el grado de demencia y la propia persona.

En el cuidado de la demencia, siempre hay que tener en cuenta que no hay una solución universal, sólo hay que probar lo que es bueno y tranquilizador para la persona en cuestión.

Modificación de los ritmos de sueño y vigilia mediante la actividad

Las personas con demencia no deben ser consideradas como los clásicos «enfermos», como si estuvieran privados de todo trabajo. En particular, las personas con demencia necesitan una estructura en su día y cosas que hacer para poder dormir tranquilamente sin convertirse en noctámbulos.

Los enfermos de Alzheimer suelen caer en el sueño crepuscular durante el día debido al aburrimiento o a la falta de actividad, por lo que necesitan dormir menos por la noche. Si se les desafía y activa lo suficiente durante el día, se garantiza que dormirán mejor y durante más tiempo por la noche, en lugar de hacerlo durante el día.

    Un paseo al aire libre es muy adecuado. Por un lado, la persona que requiere cuidados es físicamente activa y, por otro, la luz del día indica la hora.

    Cuanto más ocupada esté la persona con demencia, más posibilidades tendrá de encontrar consuelo. Esto incluye también juegos y entrenamiento de la memoria. Por otro lado, también hay una serie de juegos de activación especiales que están especialmente diseñados para activar y animar a las personas con demencia. Otra buena idea es el rompecabezas ‘Gelingt-immer’, al que se puede jugar sin frustraciones, ya que las piezas siempre encajan independientemente de cómo se coloquen. Esto les da una sensación de logro.

    Las mujeres con demencia también pueden participar en muchas tareas domésticas. Pueden pelar patatas, pasar la aspiradora, doblar servilletas, ayudar a cocinar y hornear. Los hombres con demencia pueden ayudar en las tareas técnicas. Siempre es importante comprobar qué le gusta hacer a la persona con demencia y dónde puede participar. Una persona que no disfrutaría de las manualidades si no tuviera demencia puede no ser capaz de disfrutar de las manualidades si tiene demencia.

    Las personas con demencia quieren tocar y sentir. Con las mantas nido, los muñecos terapéuticos y los productos hápticos, las personas afectadas vuelven a ser estimuladas por una experiencia sensorial completamente diferente, que tiene un efecto tranquilizador.

Rituales y estructura diaria para personas con demencia

Una rutina ordenada es muy importante para las personas con demencia. Les permite orientarse.

    Por ejemplo, las comidas deben hacerse siempre a la misma hora.

    Los rituales, como las oraciones, señalan la hora de las comidas.

    Cocinar juntos todos los días puede formar parte de la estructura diaria.

    Los cuidadores deben asegurarse de que las actividades estimulantes no tengan lugar por la noche. Las noches deben comenzar con calma para que la persona con Alzheimer pueda relajarse.

    Si se acuestan temprano, también se despertarán temprano por la noche. En este caso, es necesario conocer la hora de acostarse ideal para dormir bien.

    La comunicación adecuada con la persona con demencia facilita muchas cosas. Además, mantener una conversación tranquila por la noche puede ayudar a dormir mejor.

Momentos del día adecuados para beber alcohol.

Las bebidas también se pueden controlar a menudo.

    El café y el té con cafeína no deben darse a última hora de la tarde. Pueden tender a estimular la circulación sanguínea en personas con demencia.

    Además, procure no dar demasiado líquido por la noche para que la persona no tenga que ir al baño innecesariamente por la noche.

    Algunas personas con demencia también pueden beneficiarse de una pequeña bebida antes de acostarse, como leche caliente con miel.

    El alcohol también puede contribuir a perturbar el sueño por la noche.

Efectos de la medicación en la demencia

Los medicamentos también pueden contribuir a los trastornos del sueño nocturno. Por otro lado, la medicación puede ayudar a las personas a dormir mejor por la noche.

Hable con su médico/especialista sobre ambas opciones.

Las camas y los colchones también pueden provocar inquietud por la noche.

Las personas con demencia necesitan sentirse a sí mismas. Desgraciadamente, esta sensación suele perderse por la noche, y la persona con síndrome de demencia ya no podrá sentirse bien, lo que le provocará sentimientos de ansiedad, nerviosismo e inquietud. Se «busca a sí mismo», busca el tacto, quiere reconocerse.

A algunos pacientes les resulta útil utilizar colchas pesadas, las llamadas mantas de peso, para sentirse mejor con ellos mismos.

También es importante un colchón adecuado. Si es demasiado blando, la experiencia también puede verse perjudicada aquí. Un colchón demasiado blando también hace más difícil darse la vuelta y requiere mucho más esfuerzo que un colchón ligeramente más firme. Con un colchón blando, se tiene la sensación de dormir en un hueco, lo que puede ser agradable, pero la persona con demencia suele perder la capacidad de cambiar de posición por sí misma, por lo que se despierta automáticamente. También puede tardar más en volver a dormirse una vez que se ha despertado. Puede leer más sobre los colchones Care aquí. Colchones de cuidado para la atención domiciliaria, aquí.

Para las personas que corren el riesgo de abandonar la cama por la noche, puede solicitar una cama baja que pueda bajarse hasta un punto en el que sea casi seguro abandonar la cama.

También es útil colocar un colchón delante de la cama para evitar que la persona que necesita cuidados se caiga de la cama y se haga daño.

Calor e higiene personal para personas con demencia

Las personas con los pies fríos tienen dificultades para dormir. Los calcetines de cama también pueden ayudar a ello. En general, el frío tiende a incomodar a las personas. Por ello, colocar una bolsa de agua caliente en la cama puede tener un efecto calmante y relajante. Un baño relajante por la noche proporciona confort y calor al mismo tiempo.

Las personas con demencia que utilizan productos para la incontinencia suelen inquietarse cuando sus pañales se humedecen o mojan. En este caso, también es útil ajustar la cantidad que la persona bebe por la tarde y la noche para asegurarse de que no se acuesta innecesariamente mojada.

Las personas con demencia suelen tener una depresión concurrente. La depresión también puede hacer que las personas tengan dificultades para dormir por la noche, dar vueltas en la cama y tener dificultades para pensar con claridad y conciliar el sueño. Una vez más, un especialista puede informar sobre la conveniencia de la psicoterapia.

Dependiendo de la situación, la fototerapia también puede ser útil. Después de todo, la luz y la oscuridad señalan el día y la noche, un Zeitgeber natural. Asegúrese de que las personas con demencia no duermen con mucha luz. Existen lámparas especiales de luz diurna que ayudan a restablecer el equilibrio entre los ritmos de sueño y vigilia.

Medidas de seguridad para personas con demencia

Debe garantizarse una seguridad óptima cuando las personas con riesgo de caída salgan de la cama o de una habitación protegida por la noche cuando estén inconscientes. Las alfombrillas y las alarmas de los bordes de la cama son útiles en este caso. Estas ayudas se utilizan para alertar a los cuidadores de que una persona con demencia está a punto de salir de la cama o de casa.

Problemas para los cuidadores familiares.

La inquietud nocturna no sólo perturba a la persona con demencia, sino también el sueño de los familiares que conviven con ella. Los cuidadores están constantemente preocupados por la posibilidad de que se caigan y se hagan daño por la noche, enciendan la cocina o salgan de casa, lo que provoca un sueño intranquilo.

La privación del sueño puede provocar irritabilidad, irascibilidad, agresividad y una relativa fatiga. En tales situaciones, la convivencia armoniosa puede verse rápidamente comprometida. A la larga, ésta no es una solución satisfactoria para todos y hay que encontrar un remedio.

Si la persona con demencia confunde el día y la noche, lo que puede causar angustia al familiar que la cuida y puede impedir que usted también duerma adecuadamente, debería considerar tomarse un tiempo de descanso usted mismo. La privación continuada del sueño impedirá a cualquiera prestar una atención significativa a largo plazo.

Enema de Murphy

Enema de Murphy

Cuando se habla del goteo de Murphy, es importante aclarar que desde el punto de…
Leer más
tipos de enema

Tipos de Enema

Que tipos de Enema hay Que tipos de Enemas hay Una enema es la introducción o…

Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.